Mi mejor experiencia en México – La marcha del kart en el rio

Nuestro grupo estudiantil con las celadas

Mi mejor experiencia en México empezó así: Un viernes en la noche recibí un mensaje de una amiga que estudia también en el TEC. Me preguntó si quiero ir a gokart, que significa manejar carritos en una pista especial. No estaba seguro si tengo tiempo porque había muchas tareas y cosas para hacer. Pero al final no pude resistir y le dije que iría. Al siguiente día, un sábado, juntamos a la entrada principal del TEC. Estábamos en un grupo pequeño con estudiantes de Australia, Estados Unidos, Chile, China y Alemania. Cuando alcanzamos en taxi a la pista de gokart estuvimos muy contentos porque el tiempo era maravilloso y la pista nos gustó mucho. En Alemania normalmente las pistas son más chiquitas y localizadas al dentro de un edificio. Pero esta pista parecía como una de Fórmula uno. Estábamos muy emocionados para empezar la carrera de karts. Compramos los boletos para una carrera de quince minutos por cien pesos. Nos sentamos en nuestros carritos y la carrera empezó. Había mucha gente en la pista y me gustó mucho el tratar de manejar lo más rápido que posible. Me costó mucha energía porque combatí contra un compañero americano de mi casa. Muchas vueltas manejamos en cadena hasta que el tuvo un accidente y chocó contra el cierre. Así pude defender mi primera posición. Al final gané esta carrera. Mientras que para las mujeres de nuestro grupo esta carrera fue suficiente, todos los hombres quisimos una segunda carrera. Quise defender mi victoria pero mis compañeros estuvieron más motivados y defraudados de la primera carrera. Entonces la presión subió para mí. Pero me motivé también y ya solo tuve una meta que fue ganar. A causa de la justicia cambiamos nuestros carritos. Esta vez empecé más adras.

Andrew, Adolfo, yo y Garrett

Las posiciones del inicio de la segunda carrera: Andrew, Adolfo, yo y Garrett

Además mi kart no me gustó porque el pedal de acelerador no funciona correctamente. Pero cuando la carrera empezó de nuevo manejé con toda mi energía. Pude adelantarme a algunos karts. Luego estuve en la tercera posición y hubo solo dos carritos delante del mío. En una curva traté una maniobra arriesgada y manejé en parte sobre el césped. Pero fue suficiente para alcanzar la segunda posición. El estilo de manejar del piloto delante de mí me llamó atención. Manejó muy rápido. Combatí contra él muchas vueltas. Al fin de la carrera me di por vencido porque él era mejor. Nos damos las manos y le dejé su victoria.

Cabezas temibles

Cabezas temibles

En resumidas cuentas, este día en México recordaré muchas veces en mi futura vida. Porque este sentimiento de libertad y velocidad en relación con un tiempo hermoso y compañeros amables ha dejado muchas impresiones en mi corazón. También me ha mostrado nuevamente que se debería echar todo en su vida para alcanzar sus metas. Pero lo importante es que si no se alcanza la primera meta o si otra persona es mejor que yo, no me debería hacer reproches sino aceptar y felicitar a las personas más exitosas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: